Entradas

Crítica a la clase de filosofía

Empezaré diciendo que antes de que comenzase el curso estaba asustada por ver cómo iba a ser esta asignatura o si iba a conseguir comprenderla, y ante mi desconocimiento me fiaba de las opiniones que tenían otras personas sobre la filosofía, que generalmente no eran buenas.  Al cabo de una semana de clase, cambié totalmente de opinión, lo que en un principio pensaba que iba a suponerme un problema durante el curso estaba empezando a convertirse en algo que me llamaba la atención y sobre lo que tenía ganas de aprender más, hasta el punto de acabar convirtiéndose en mi clase favorita. Desde el primer día, cuando empezó la clase con su famosa frase inicial me di cuenta de que esta clase iba a ser diferente a las demás. Otro detalle que no se me olvida de aquel primer día es cuando Enrique nos dijo que daba igual donde estuviésemos, que le teníamos que saludar siempre. Los jueves, el único día de la semana que no teníamos clase de filosofía, se me hacían más pesados y no tenía la sensac…

Foto filosófica :"Resiliencia"

Imagen
"RESILIENCIA"


¿Qué autor me ha convencido más?

Durante este trimestre he intentado comprender las posturas de cada autor en metafísica y gnoseología. No me identifico al 100% con ninguno de ellos ya que con todos o con la mayoría he encontrado algo en común y algo en lo que discrepo.
Con Sto. Tomás de Aquino no he encontrado ningún punto en común. En su metafísica, Aquino formuló cinco vías por las que demuestra la existencia de Dios, y de las tres que hemos estudiado no me terminó de convencer ninguna.
Con Descartes, el padre de la filosofía moderna, sí que estoy bastante de acuerdo. En su gnoseología defiende el Racionalismo, donde afirma que todo conocimiento proviene de la razón y rechaza los sentidos. Me gustó su búsqueda por la Verdad Indudable, que para llegar hasta ella utilizó la Duda Metódica. Descartes defiende que para conocer la verdad hay que dudar de todo. Me gusta la forma que utilizó para demostrar su existencia con su famosa frase “Pienso, luego existo”, la cual quiere decir que si dudamos es porque lo estamos pensando…

El pin parental

El pin parental es una solicitud o autorización que los centros educativos envían a los padres de los menores para que estos den su consentimiento para que sus hijos acudan o participen en charlas, actividades o talleres donde traten temas como el feminismo, la identidad de género, la diversidad LGBT o la violencia de género.
Esta propuesta ha sido ideada y promovida por el partido político de ultra derecha VOX, el cual tiene ideales arcaicos y retrógrados que no deberían tener nada que ver con la sociedad actual que parte de los españoles están intentando conseguir. No entiendo la obsesión que tienen estas personas porque sus hijos estén completamente aislados de estos temas tan actuales y necesarios. Esta gente defiende esta medida porque opinan que nadie puede decidir sobre la educación de sus hijos y que las charlas sobre la diversidad sexual y el feminismo son puro adoctrinamiento, pero, sin embargo, son los propios padres los que están privando a sus hijos de estar bien informados …

Elecciones 10N; ¿A quién no votaría?

Si pudiese votar, tengo muy claro a quién no votaría; a la derecha.
Principalmente porque desde mi parecer siguen teniendo ideas arcaicas que por supuesto no comparto.
La derecha está en contra del aborto, de la eutanasia, de los servicios públicos y del amor libre entre otras cosas.
Los ideales de la derecha solo benefician a un grupo reducido de gente, están de parte del empresario, nunca del obrero.
Con esto no quiero decir que haya un modelo de política perfecto, ni que todas las ideas de la izquierda sean buenas, pero sí son las que más me representan.

Las preguntas filosóficas

Lo primero que nos solemos preguntar la mayoría cuando empezamos a estudiar filosofía es por qué los filósofos se preguntaban tantas cosas o en qué pensaban para preguntarse ciertas cosas.
Pero en realidad, todos nos hemos hecho algunas de esas preguntas en algún momento de nuestra vida;
¿Hay vida después de la muerte?
¿Cuál es el sentido de la vida?
¿Dios existe?
Muchas veces no obtenemos ninguna respuesta a estas preguntas, pero es necesario que nos las preguntemos para intentar conseguir una.
Pero mi pregunta es, ¿Hacerse preguntas filosóficas tiene un fin pragmático o especulativo?
Supongo que pueden ser ambos, depende de la pregunta y de quién se la esté preguntando.
En resumen, pienso que es necesario hacerse este tipo de preguntas, porque como ya leímos en uno de los textos que tuvimos que comentar; si no cuestionásemos las cosas viviríamos en la absoluta ignorancia.